Solsticio

Sol que nació invicto en lo profundo del invierno. Que fecundó brotes y nidos, amores y ternuras, por la primavera blanca. Sol que agostó flores, en la vieja alquimia, encerrando sus rayos en la fruta jugosa y en los tiernos corazones. Sol niño, joven y viejo. Sol nuevo y antiguo, novio, amante y esposo, en brotes, flores y frutas. Naciente, y pleno, y poniente, amarillo, blanco y rojo, padre amante, hijo sonriente, complaciente y amado abuelo. Siempre tú, tú por siempre. Viajamos contigo, sentados en el hueco de tu mano triunfante, sobre el arco noble de tu brazo, en la […]