El que llegó en verano

Hoy os quiero ofrecer un homenaje a un perro, escrito por la pluma de un paisano. Y quiero dedicarlo a otro paisano, a Canelo, el perro que esperó, durante doce años, en la puerta del hospital de Cádiz, a que algún día saliera su dueño, al que acompañaba siempre a la diálisis. Un día, Canelo murió. Y seguramente se encontró con su dueño, entre las nubes blancas del cielo. Está sobre las hojas del otoño. En el viento nocturno que las barre. En medio de la helada solitaria. En el radiante polvo del rocío. En el ligustro verde de la […]

Solsticio

Sol que nació invicto en lo profundo del invierno. Que fecundó brotes y nidos, amores y ternuras, por la primavera blanca. Sol que agostó flores, en la vieja alquimia, encerrando sus rayos en la fruta jugosa y en los tiernos corazones. Sol niño, joven y viejo. Sol nuevo y antiguo, novio, amante y esposo, en brotes, flores y frutas. Naciente, y pleno, y poniente, amarillo, blanco y rojo, padre amante, hijo sonriente, complaciente y amado abuelo. Siempre tú, tú por siempre. Viajamos contigo, sentados en el hueco de tu mano triunfante, sobre el arco noble de tu brazo, en la […]