El Principito y el vanidoso

El Principito en el planeta del Youtuber

El segundo planeta estaba habitado por un Youtuber: —¡Ah! ¡Ah! ¡Un admirador viene a visitarme! —Gritó el Youtuber al detectar la visita del principito. Para los Youtuber todas las visitas son de admiradores. —¡Buenos días! —dijo el principito—. ¡Qué sombrero tan raro tiene! —Es para saludar a los que me aclaman —respondió el Youtuber. Desgraciadamente nadie hace un «me gusta» ni deja un comentario en mi vídeo. —¿Ah, sí? —preguntó sin comprender el principito. —Haz clic en la imagen de este pulgar hacia arriba —le aconsejó el Youtuber. El principito hizo clic y el Youtuber le saludó modestamente levantando el […]

Wikipedia

Manipulación de Wikipedia

Es frecuente encontrarse críticas hacia el funcionamiento de Wikipedia, la enciclopedia basada en el trabajo de miles de editores generalmente anónimos. Aunque siempre levantó dudas el hecho de que cualquiera, con conocimiento del tema o no, pudiera modificar cualquier artículo, la vigilancia de muchos voluntarios impide en la mayoría de los casos que aparezcan errores de bulto en la misma. Sin embargo, Wikipedia es criticada por el sesgo de los puntos de vista de sus editores. En la versión de un artículo permanece el punto de vista de quien más persevera en hacer prevalecer el suyo propio. Incluso los programas […]

El Principito y Wikipedia

El Principito en el planeta de Wikipedia

El sexto planeta era diez veces más grande. Estaba habitado por un anciano que escribía en una gran pantalla de ordenador. —¡Anda, un editor! —exclamó cuando divisó al principito. Este se sentó sobre la mesa y reposó un poco. ¡Había viajado ya tanto! —¿De dónde vienes tú? —le preguntó el anciano. —¿Qué sitio web tan grande? —preguntó a su vez el principito—. ¿Qué hace usted aquí? —Soy bibliotecario de Wikipedia —dijo el anciano. —¿Y qué es Wikipedia? —Es un sitio web que sabe todas las cosas y la gente lo consulta para hallar cualquier conocimiento. —Eso es muy interesante —dijo […]

El Principito en Internet

El Principito en el planeta de Internet

Buenos días, dijo el Principito. Buenos días, dijo el internauta. Era un personaje rechoncho, con una cara de forma casi rectangular, nariz achatada y amplia frente. Una cara casi plana, como un libro. Cuatrocientos setenta y ocho mil doscientos veintinueve, cuatrocientos setenta y ocho mil doscientos treinta, cuatrocientos setenta y ocho mil doscientos treinta y uno… El Principito creyó que estaba de nuevo ante el rico contador de estrellas. ¿Qué estás contando? Cuento amigos, dijo el internauta. No me interrumpas, que tengo muchos que contar. Cuatrocientos setenta y ocho mil doscientos cuarenta y siete, cuatrocientos setenta y ocho mil doscientos […]

Nueva Acrópolis - Filosofía y natación

Filosofía y natación

Me he dado cuenta de cuánto se parece el arte de vivir al aprendizaje de la natación. Vivir es aparentemente un acto trivial. Llegamos a este mundo sin ser conscientes y enseguida comienzan a funcionar nuestros instintos para mantener ese regalo de la vida que nos han dado nuestros padres. Vivir es bien sencillo y todos somos capaces de hacerlo sin siquiera plantearnos cómo hay que hacerlo, cómo hay que vivir. También la natación, o al menos el mantenerse a flote, no es algo demasiado difícil. En aguas tranquilas, y sin ponerse nervioso, todos seríamos capaces de permanecer en el […]

Hablar del prusés

La burbuja de los filtros

A propósito del libro de Eli Pariser «El filtro burbuja» y del 1 de octubre. Por un cierto mecanismo psicológico, estamos más inclinados a creer lo que hemos escuchado antes. Con la información como con la comida, somos lo que consumimos. Es algo que sabía muy bien aquel que dijo que “una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”. La inteligencia de nuestros lectores me permitirá obviar su nombre. Por ello, por ejemplo, los «expertos» que invierten mucho tiempo en desarrollar teorías para explicar el mundo, después de algunos años de trabajar en ellas, tienden a verlas […]

Nueva Acrópolis - Saber dónde vamos

No hay viento bueno para quien no sabe dónde va

El título de este artículo es el de un pensamiento de Lucio Anneo Séneca que he leído en un blog que a continuación comentaré. En otra versión de esta misma idea se expresa como «Ningún viento será bueno para quien no sabe a qué puerto se encamina» y lo podemos encontrar dentro de las Cartas de Séneca a Lucilio, en la Carta LXXI. O también «Cuando un hombre no sabe hacia dónde navega, ningún viento le es favorable». Lamento haber interrumpido mi participación en este blog filosófico, puesto que últimamente me dedico a la administración de varios sitios webs y […]

Nueva Acrópolis - Anuario 2016

Pobres argumentos

Hacía mucho tiempo que un periódico no publicaba un artículo con críticas a Nueva Acrópolis. La cantidad de actividades que realiza esta organización y de las que damos puntual noticia en nuestro sitio web es la mejor respuesta a dichos comentarios. Nuestra labor en catástrofes humanitarias, la promoción de la filosofía, de la música, la pintura o el ajedrez, de actividades para jóvenes, la gran cantidad de labores de acción social, etc., hablan por sí solas. Esta semana un medio digital (quizás pronto todos lo sean) ha publicado una mezcla de crónica, reportaje y artículo de opinión con un pobre […]

Entomología

Pese a la omnipresencia de las telecomunicaciones y de los dispositivos para ponernos en contacto con los demás, ha aumentado el aislamiento, la soledad y la falta de comunicación entre nosotros. Existen numerosos seres solitarios incapaces de comunicarse con otras personas, y que se refugian en su propio mundo idealizado y alejado de la realidad. No es un fenómeno nuevo porque siempre ha habido quienes han construido su propia caverna de Platón: incapaces de vivir la realidad, asustados y carentes del dominio de su destino, construyen su propio mundo de fantasía, en el que aspiran a tener todo bajo control. […]

Nueva Acrópolis - sectas

Más sobre las sectas

Releyendo la brillante reflexión sobre las sectas escrita por la Directora Internacional de Nueva Acrópolis, he estado pensando en la facilidad con que las palabras cambian de significado, según el momento histórico o la ocasión. Aunque todas las religiones, partidos políticos e incluso escuelas de filosofía nacieron separándose de una entidad o un tradición existente, es decir siendo una secta o sección de la rama ortodoxa, hoy se utiliza la palabra secta para descalificar cualquier grupo que propone otra forma de afrontar la realidad. De hecho, las connotaciones sectarias son casi delictivas y así queda en el uso popular de […]