Un comentario en “Siempre hay luz

  1. Difícil de creer y duro de comprobar, pero es así. Ya dijo el sabio “El dolor es vehículo de conciencia”.
    No por ello hay que buscar la desgracia. Desgraciadamente, o afortunadamente, viene sola sin que nadie la llame. O sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *