Nos han robado nuestro silencio

Melinda

diciembre 3, 2010

  1. Maravillosa reflexión, dando salida resaltando el mundo que realmente nos importa a nosotros los filósofos. Que incluso buscamos el verdadero ruido del universo.

  2. Decía Confucio que el silencio es el único amigo que jamás traiciona, pero en nuestras ciudades te abandona. Y volver a encontrarlo es difícil, a la gente le asusta dejar de oir la rutina.

  3. El silencio, dulce silencio, aquel espacio, dimensión de la que debemos hacernos, para escapar de este mundo de locura. En donde ya nada tiene sentido. donde todo es trivial, vacío y superficial; de mucha prisa por llegar no se ha donde. ¡acaso a la muerte¡
    A este respecto aconsejo la lectura y puesta en práctica de aquella obra maestra de la Literatura Universal «Oda a la Vida Retirada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *